J. P. II, a dos años de su partida

Nacional / INT

02 de abril de 2007
FOTOS: AP

J. P. II, a dos años de su partida

12 fotos, 02 de abril de 2007
FOTOS: AP »


A dos años de la muerte de Karol Wojtyla, se cerró en Roma la primera fase, diocesana, del proceso de su beatificación.



El secretario de Estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, ha asegurado que el proceso canónico de Juan Pablo II concluirá antes de 2010.

Sectores de la Iglesia polaca no descartan que Juan Pablo II pueda ser beatificado el 16 de octubre de 2008, cuando se cumplirán 30 años de su elección como Papa.

Funcionarios de la iglesia católica alcanzaron un momento clave en el proceso de canonización del papa Juan Pablo II, al concluir la investigación sobre su vida en una ceremonia para marcar el segundo aniversario de la muerte del pontífice.

Igualmente, funcionarios eclesiásticos franceses entregaron al Vaticano un expediente en el que se detalla la supuesta cura milagrosa de una monja que oró a Juan Pablo, un requerimiento vital para la beatificación, el último paso antes de la canonización.

A la misa funeral, asistieron decenas de cardenales y obispos, el presidente de Polonia, Lech Kaczynski; las monjas que cuidaron a Juan Pablo II en su residencia del Palacio Apostólico, y la monja francesa Marie Simon Pierre, de 46 años, que sufría Parkinson, la misma enfermedad que padecía Juan Pablo II, y que dos meses después de la muerte de Wojtyla y tras encomendarse al Pontífice curó de manera inexplicable.


El camino hacia la santidad tiene tres escalones: venerable siervo de Dios, beato y santo.

El papa Benedicto XVI aceleró el proceso de canonización de Juan Pablo II apenas semanas después de su muerte, al suspender el usual período de espera de cinco años y permitir que comenzasen de inmediato las investigaciones de sus virtudes. Eso había sido hecho solamente una vez anterior, por la Madre Teresa, que fue beatificada en el 2003, seis años después de su muerte.

Funcionarios de la diócesis de Roma presidieron el cierre de la investigación, usando cintas selladas con cera para cerrar cajas de documentos que serán enviadas a la Congregación para las Causas de Santos para su consideración.

El complicado proceso de santidad del Vaticano requiere que un milagro atribuido al candidato sea confirmado antes de la beatificación. Un segundo milagro es necesario para la canonización.

Si los paneles de obispos y cardenales coinciden en que Juan Pablo tuvo una vida virtuosa y que Simon-Pierre fue curada milagrosamente, enviarán el caso a Benedicto, quien entonces decidirá si su predecesor merece la beatificación.

Unas 130 personas fueron entrevistadas, historiadores revisaron libros sobre Juan Pablo en bibliotecas en todo el mundo, y teólogos estudiaron sus escritos privados para determinar su alguna vez escribió algo herético.

Investigaciones tan complicadas a menudo toman decenios, incluso siglos, no unos meses.
"Pero la presteza no significa falta de seriedad", dijo Oder. "Además de la eliminación del período de espera para iniciar el proceso, no hemos buscado otra exención".

De Papa Wojtyla, Benedicto XVI resaltó que ofreció su amor a Cristo "sin reservas y a manos llenas" y que ese amor era "tan intenso y fuerte que se expandió por todas las partes del mundo".


Del Pontificado del Papa polaco, el Papa alemán dijo que Juan Pablo II "se entregó de forma generosa, sin reservas" y que los últimos meses del papado, cuando el calvario de la agonía, mostraron al mundo su amor por Cristo y su entrega hasta el final.

Comentarios

Fotos más vistas