Atacan a "cascos azules" de España en Líbano

Nacional / INT

Fotos: EFE
24 de Junio de 2007

Atacan a "cascos azules" de España en Líbano

13 fotos, Fotos: EFE
24 de Junio de 2007 »


Retratos de los de seis soldados del ejército español muertos en un atentado contra el vehículo blindado de una patrulla cerca de la ciudad libanesa de Jiam.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, impone medallas a título póstumo durante el funeral celebrado en honor a los "cascos azules"

Un momento del funeral celebrado en la base "Cervantes" por los seis soldados españoles.

Fuentes militares libanesas dijeron que el artefacto que causó la muerte de los militares españoles en Líbano iba oculto dentro de un coche bomba.

Un vehículo Renault Express, cargado con 50 kilos de explosivo, placas de matrícula falsas y el número de bastidor manipulado, acabó con la vida de los seis cascos azules españoles -tres de origen colombiano- en el Líbano, cuando viajaban en un BMR sin inhibidores de frecuencia.

Las fuentes precisaron que se encontraron trozos del vehículo entre los cadáveres y los heridos afectados por la explosión.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN, oficial) aseguró que la carga explosiva era de gran tamaño y que fue accionada por control remoto.

La explosión fue muy potente y pudo ser oída desde varios kilómetros a la redonda desde el lugar donde se produjo, en Sahel al Derdara, junto a la ciudad de Jiam, la mayor de las que caen bajo control español en el sur del Líbano.

Los militares españoles viajaban en dos coches en una patrulla de las que habitualmente realiza la FINUL (fuerza interina para el sur del Líbano de la ONU) cuando la potente explosión alcanzó de lleno a uno de los vehículos.

Según la Agencia Nacional de Noticias, la fuerza del estallido expulsó dos de los cuerpos por las ventanillas del vehículo.

Inmediatamente miembros españoles de la FINUL, ayudados por militares libaneses, acordonaron el lugar y no permitieron el acceso de periodistas ni fotógrafos.

Con estas víctimas, las Fuerzas Armadas españolas han sufrido 135 bajas desde que comenzaron a participar en misiones internacionales en 1989.

Las medidas de seguridad continúan reforzadas en torno al acuartelamiento español donde hay unos mil 100 soldados, pertenecientes en su mayoría a una brigada paracaidista.

Comentarios

Fotos más vistas