Alud sepulta autobús en Puebla

Nacional / INT

Fotos: EFE
5 de Julio de 2007

Alud sepulta autobús en Puebla

13 fotos, Fotos: EFE
5 de Julio de 2007 »


Un autobús de la Línea Sierra Negra quedó sepultado en la comunidad de Zacacoapan, Puebla al desgajarse un cerro sobre la carretera Tlacotepec de Porfirio Díaz-Eloxochitlán. Han sido recuperados oficialmente 32 cadáveres, y 30 ya fueron identificados por sus familias.

De acuerdo con vecinos de la zona, en el camión viajaban personas, en su mayoría campesinos que iban a la ciudad de Tehuacán para realizar trámites de Procampo y cobros de apoyos del mismo programa federal.

El incidente se registró aproximadamente a las 07:00 horas y seis horas después llegó a la zona la primera retroexcavadora para quitar material y dos horas después se incorporaron otras dos máquinas.

El deslizamiento de tierra abarcó una área de 9 mil metros cuadrados de monte y se tradujo en poco más de 200 toneladas de escombro sobre la carretera.

Entre las víctimas que aún no han sido identificadas están una mujer que fue hallada con su bebé -ya sin vida- en brazos.

Eloxochitlán está catalogado como uno de los municipios más pobres del estado, y se localiza en plena sierra, cuyo acceso es de extrema dificultad por lo sinuoso del camino y la densa niebla, a lo que se suman los constantes deslaves de los cerros en temporada de lluvias.

Los cuerpos de rescate rastrearon el área, sin éxito, para detectar sobrevivientes.

Las autoridades temen que debajo de las toneladas de piedra y tierra pueda haber dos vehículos más, razón por la cual los trabajos se realizan con extremo cuidado para evitar nuevos derrumbes.

Familiares de quienes viajaban en el camión tenían la esperanza de encontrar a sus seres queridos con vida.

Las labores de rescate en el lugar de la tragedia se llevaron a cabo por parte de miembros del Ejército y de Protección Civil federal y estatal.

Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados al salón social de San Miguel Eloxochitlán, el cual fue habilitado para la colocación de los ataúdes.

La Procuraduría General de Justicia del Estado comenzó a colocar decenas de féretros a unos cuantos metros de la zona de desastre.

Mario Marín, gobernador de Puebla, comentó que este tipo de deslaves son comunes en las sierras Norte y Negra, y que no se puede responsabilizar a nadie de los hechos. "¿Qué acaso nosotros mandamos el agua?".

Comentarios

Fotos más vistas