Ataque ruso deja cientos de muertos en Georgia

Nacional / INT

Fotos: AP.
Sábado 9 de agosto de 2008.

Ataque ruso deja cientos de muertos en Georgia

23 fotos, Fotos: AP.
Sábado 9 de agosto de 2008. »


El gobierno de Georgia puso en marcha una total movilización de las fuerzas armadas que se enfrentan a rebeldes para recuperar el control de la capital de la provincia separatista de Osetia del Sur, dijo el presidente Mijail Saakasvhili.

La provincia de Osetia del Sur se declaró independiente hace casi 20 años en una decisión rechazada por Georgia.

Un piloto ruso, cuyo avión fue abatido cuando sobrevolaba territorio georgiano, ha sido apresado por las tropas de este país cerca de la frontera con la región separatista Osetia del Sur, informó el canal de televisión Rustavi-2.

El bombardeo aéreo y de artillería dejó a la capital provincial sin agua, alimentos, electricidad o gas. Civiles aterrorizados salieron de sótanos rumbo a la calle en busca de comida, cuando la lucha menguó.

Rusia y Georgia continuaron su marcha a una guerra más extensa, en tanto que Moscú envió tanques a la provincia separatista de Osetia del Sur y uno de sus aviones bombardeó un pueblo de Georgia, agravando un conflicto que ya ha costado la vida de cientos de personas.

El mandatario anunció en un mensaje por televisión que las fuerzas georgianas tomaron la periferia de Tsjinval, capital de Osetia del Sur, y que seguían combatiendo en el centro de la ciudad.

El riesgo de que el conflicto se convierta en una guerra de mayor alcance aumentó cuando los separatistas de la región de Abkhazia, también respaldados por Rusia, atacaron con artillería y aeronaves a las fuerzas georgianas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Georgia afirmó que el país se encontraba en "un estado de guerra", y acusó a Rusia de comenzar una "agresión militar masiva".

El parlamento georgiano aprobó un estado de ley marcial, movilizando a sus reservas y forzando la marcha de las autoridades gubernamentales.

Vladimir Putin, primer ministro ruso, declaró que Georgia cometía un "genocidio" y afirmó que los georgianos habían cedido en términos efectivos el derecho para gobernar, dejando entrever que su país podría intentar cumplir el deseo de los habitantes de Osetia del Sur para anexarse a Rusia.

La oficina de Medvedev señaló que hasta el momento, Rusia no había recibido ninguna propuesta de alto al fuego por parte de Georgia.

Georgia, un aliado de Estados Unidos, lanzó una gran ofensiva para recuperar el control de Osetia del Sur.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, informó a periodistas en Moscú que unas mil 500 personas han muerto en la violencia, y que la cifra de víctimas continuaba subiendo.

La cifra no pudo ser confirmada por fuentes independientes, pero testigos que huyeron de los enfrentamientos dijeron que cientos de civiles habrían muerto.

Señalaron que la mayor parte de Tsjinval, la capital provincial, se hallaba en ruinas, y regada de cadáveres.

Mijail Saakashvili, presidente de Georgia, calificó a los ataques "como una invasión rusa brutal sin provocación".

Soldados georgianos aprehendieron al piloto ruso cerca de Gori, ciudad georgiana que se encuentra a una veintena de kilómetros de la capital suroseta, Tsjinvali.

Es el brote de hostilidades más grave desde que la provincia obtuvo su independencia de facto en una guerra contra Georgia que finalizó en 1992.

Probablemente el enfrentamiento acrecentará las tensiones entre Moscú y Washington, que según el ministro Lavrov, debe aceptar parte de la culpa por armar y entrenar a los soldados georgianos.

Moscú ha dicho que lanzó su ataque a fin de proteger a sus soldados del cuerpo de paz y a civiles en Osetia del Sur, la mayoría de los cuales han recibido pasaportes rusos.

El Consejo de Seguridad de la ONU reconoció su incapacidad para detener el conflicto en Georgia después de 48 horas de intensas gestiones diplomáticas, en las que no pudo convencer a las partes de que pongan fin a las hostilidades.

El máximo garante de la paz internacional fue incapaz de superar las crecientes diferencias entre Rusia, por un lado, y Estados Unidos y Reino Unido, por otro, para hacer un llamamiento conjunto al cese de las hostilidades y evitar así que se extiendan a otras zonas del Cáucaso.

El equipo olímpico de Georgia no abandonará los Juegos de Pekín como se proponía anteriormente, informaron los medios locales georgianos. Tras la insistente petición del presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, los atletas decidieron continuar su participación en los Juegos.

Comentarios

Fotos más vistas