Tragedia en Italia

Nacional / INT

Fotos: AP y EFE.
Lunes 6 de abril de 2009.

Tragedia en Italia

19 fotos, Fotos: AP y EFE.
Lunes 6 de abril de 2009. »


El centro de Italia fue sacudido en las primeras horas de la mañana del lunes por un sismo fuerte que causó más de 90 muertos.

El ministro de relaciones parlamentarias Elio Vito dice que al menos 91 muertes han sido confirmadas.

La ciudad medieval de L'Aquila fue la más golpeada por el sismo, que sacudió las montañas de los Apeninos.

Las autoridades dijeron que un dormitorio universitario se derrumbó y un hotel resultó fuertemente dañado en la ciudad.

El centro del terremoto fue localizado unos 110 kilómetros al nordeste de Roma.

Los bomberos, apoyados con perros, buscaban a personas entre inmuebles derrumbados.

Las autoridades anticiparon un posible aumento de la cifra fatal conforme las cuadrillas de rescate se abran paso entre los escombros.

Un alumno, no identificado, dijo que fueron despertados por el temblor y que bajaron del dormitorio corriendo por escaleras antes de que el techo se derrumbara.

El poblado de Castelnuovo al parecer también fue sacudido fuertemente, con cinco muertes confirmadas allá.

El Centro Geológico de Estados Unidos dijo que el sismo tuvo una magnitud de 6.3 aunque el Instituto Nacional de Geofísica de Italia estimó en 5.8 la fuerza.

El Departamento de Protección Civil informó que el epicentro fue ubicado cerca de L'Aquila en la región montañosa de Abruzzo.

Un hombre busca entre los escombros de su casa tras el terremoto de 5.8 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió el centro de Italia durante la madrugada, en Onna, en la región de L'Aquila (Italia).

En las primeras horas de la mañana, la policía paramilitar Carabinieri dijo que el sismo había dejado al menos 20 muertos, incluidos cinco niños, y unos 30 desaparecidos.

El ministro del Interior Roberto Moroni, quien llegó a L'Aquila horas después del terremoto, señaló que habían muerto 50 personas.

Bloques de paredes, soportes de acero doblados, muebles y cercas de alambre estaban esparcidos por las calles, mientras que un polvo gris cubría aceras y automóviles.

El alcalde de L'Aquila, Massimo Cialente, señaló que aproximadamente 100 mil personas dejaron sus casas y que muchos edificios del centro histórico de la ciudad resultaron dañados.

El primer ministro Silvio Berlusconi declaró el estado de emergencia que permite la entrega de fondos federales para atender el desastre.

La lluvia que ha comenzado a caer en L'Aquila está dificultando también las tareas de rescate de los servicios de emergencia de la ciudad italiana.

Los evacuados intentan resguardarse en las tiendas de campaña habilitadas en los dos centros deportivos al aire libre habilitados como puntos de encuentro en la capital de Los Abruzos.

Comentarios

Fotos más vistas