La tragedia se abate sobre Río de Janeiro

Nacional / INT

Fotos: EFE y AP.
Miércoles 7 de abril de 2010.

La tragedia se abate sobre Río de Janeiro

16 fotos, Fotos: EFE y AP.
Miércoles 7 de abril de 2010. »


Esta ciudad fue azotada por las peores lluvias en tres décadas que dejaron a cientos de muertes, destrozaron casas y convirtieron sus calles en ríos.

Los aguaceros en la segunda ciudad más grande de Brasil obligaron a cerrar sus dos aeropuertos.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva descartó los temores de que Río no esté en condiciones de organizar los grandes eventos deportivos que tiene previsto.

La ciudad más afectada por la catástrofe fue Niteroi, situada frente a Río de Janeiro, en la boca de la Bahía de Guanabara, y en donde el número de muertos ascendió.

Las muertes por deslizamientos de tierras en barriadas pobres cuando hay lluvias fuertes no son una novedad.

El alcalde de Niteroi, Jorge Roberto da Silveira, declaró estado de calamidad pública y luto oficial de una semana.

Calcula que se necesitará unos 8.4 millones de dólares para reubicar a las dos mi 25 personas que perdieron sus viviendas.

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, asegura que la gravedad de la tragedia se debe a que los temporales fueron más fuertes que los que castigaron el estado en 1966, 1988 y 1998, cuando también se registraron elevados números de muertes por las lluvias.

Río de Janeiro, no cuenta con un plan de contingencia para este tipo de casos ni con una política de reubicación de las viviendas que están en áreas de riesgo.

De los 362.9 mdd que el Gobierno nacional distribuyó el año pasado para municipios con programas de prevención contra desastres, el estado de Río de Janeiro sólo recibió el 1%.

La mayoría de las víctimas de esta nueva tragedia eran habitantes de barriadas de invasión construidas en zonas montañosas consideradas como de riesgo.

La tregedia ha dejado hasta ahora 133 muertos.

Sólo ha reubicado a unas 800 familias que viven en áreas de riesgo.

Los meteorólogos prevén que las lluvias continuarán, aunque ya no con la intensidad con la que cayeron.

Río empezó a recuperar la normalidad.

Los negocios y comercios del centro y otros barrios de la ciudad volvieron a abrir, y la gente pudo volver a trabajar después de que los servicios de transporte se restablecieran por completo.

Comentarios

Fotos más vistas