Llora Polonia por fuerte pérdida

Nacional / INT

Fotos: EFE
Martes 13 de abril de 2010.

Llora Polonia por fuerte pérdida

19 fotos, Fotos: EFE
Martes 13 de abril de 2010. »


El presidente de Polonia Lech Kaczynski y algunos de los más importantes militares y funcionarios polacos murieron cuando el avión presidencial chocó al intentar aterrizar en medio de una densa niebla en el Oeste de Rusia.

Las autoridades rusas y polacas dijeron que no había sobrevivientes tras el accidente del avión Tupolev.

A bordo se encontraba el secretario general de las Fuerzas Armadas, el comandante de la Marina y dirigentes de las Fuerzas Aéreas y del Ejército.

Aunque las primeras pistas indican que se trató de un accidente, la muerte de un presidente polaco y muchos de los dirigentes del país en Rusia, en un viaje para conmemorar uno de los acontecimientos más tristes de la larga y complicada historia entre Polonia y Rusia, fue considerado una ironía trágica.

Polacos pusieron ofrendas florales y velas para rezar frente al Palacio Presidencial de Varsovia.

Los varsovianos acudieron en masa hasta las puertas del palacio presidencial para depositar flores y velas, en una expresión del dolor colectivo que recordaba a los momentos que siguieron a la muerte del Papa Juan Pablo II en 2005.

Una vez más la tragedia servía para unir a los ciudadanos polacos, que dejaron de un lado la rivalidad política entre conservadores y liberales para llorar juntos por la muerte de Kaczinski y del resto de altas personalidades.

El accidente acabó con las más altas esferas del establecimiento político y militar de Polonia.

El exterior del palacio quedó iluminado por la luz de miles de velas, y frente a él se ha extendido un tapiz de flores donde se depositaron mensajes de condolencia y banderas nacionales.

Los restos del mandatario, identificados por su hermano gemelo, Jaroslaw Kaczynski, fueron transportados a Varsovia por un avión militar fletado por el Gobierno polaco, mientras que los de la esposa del presidente, María, serán enviados luego a su país.

El cadáver del jefe del Estado polaco fue reconocido el sábado en el lugar de la tragedia por su hermano gemelo y líder de la oposición conservadora, Jaroslaw Kaczynski, quien también recibió el féretro en Varsovia.

Tras la recepción y los honores militares, el cortejo fúnebre partirá al palacio presidencial en un recorrido en el que se han apostado horas antes miles de polacos, muchos de ellos portando banderas nacionales y fotos de la pareja presidencial.

Allí estaban también otros miembros de su familia, incluyendo la hija del fallecido, Marta, visiblemente emocionada.

Tras la recepción y los honores militares y religiosos, el cortejo fúnebre partió en dirección al palacio presidencial en un recorrido flanqueado por miles de compungidos varsovianos, que esperaban a pie de calle portando banderas nacionales polacas y retratos de la pareja presidencial.

Al igual que hace dos días de la llegada del féretro del fallecido máximo mandatario polaco, el recibimiento de los restos mortales de su esposa fue muy emotivo, con su hija Marta.

Los restos mortales de la esposa del presidente polaco, Maria Kaczynska, llegaron hoy a bordo de un avión militar al aeropuerto de Varsovia, donde tras una breve ceremonia fueron trasladados al palacio presidencial de Varsovia

La capilla ardiente con los restos mortales del presidente de Polonia, Lech Kaczynski, y su esposa María fue abierta al público en el Palacio Presidencial de Varsovia, ante el que aguardan miles de personas para despedirse del matrimonio.

Una escolta militar de ocho hombres, cuatro soldados por féretro, vela por los fallecidos ante los que fueron los primeros en despedirse su hija Marta y el hermano gemelo del presidente, Jaroslaw Kaczynski, visiblemente emocionados.

Tras la tragedia, Polonia ha decretado una semana de luto nacional en la que la mayoría de actividades culturales y deportivas han sido canceladas.

Comentarios

Fotos más vistas