Filipinas, estado de calamidad

Nacional / INT

Fotos: EFE
Martes 20 de diciembre de 2011

Filipinas, estado de calamidad

12 fotos, Fotos: EFE
Martes 20 de diciembre de 2011 »


El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, declaró el estado de calamidad en las provincias del sur, en la isla de Mindanao, afectadas por las inundaciones que causaron la muerte de casi mil personas.

Según datos del Consejo Nacional de Prevención y Respuesta de Desastres la cifra de decesos se situó en 957, mientras los desaparecidos superan los 550.

De acuerdo con la información recabada por la Cruz Roja en las zonas afectadas, la mayoría de fallecidos son de las ciudades de Cagayan de Oro e Iligan, y los demás de las provincias de Bukidnon, Negros, Zamboanga del Norte y Compostela Valley.

Aquino hizo la declaración durante una reunión informativa con los jefes de los organismos regionales sobre la devastación que ha dejado la tormenta tropical Washin, que en Filipinas se le conoce como Sendong.

El número de heridos asciende a mil 582, la mayoría por fracturas y golpes sufridos durante las riadas.

El director de esta agencia, Benito Ramos, señaló que los afectados necesitan urgentemente agua potable y necesitarán asistencia para reconstruir sus vidas.

Damnificados necesitan más alimentos.

Aldeas enteras y cientos de viviendas fueron anegadas por las riadas causadas por las copiosas precipitaciones que la tormenta tropical descargó en la región desde el viernes.

El número de damnificados ascendió a 338 mil 415 personas, de las cuales 42 mil 733 se encuentran en 62 centros de atención provisionales.

En Cagayan de Oro se han reportado 579 decesos y en Iligan 279.

En las dos ciudades más afectadas, Iligan y Cagayan de Oro, cientos de cadáveres continúan sin ser identificados, aunque ambos ayuntamientos han aplazado sus planes de enterrarlos en fosas comunes por desavenencias legales con el Gobierno central.

A la espera de este entierro colectivo, un centenar de cadáveres se descomponen a la intemperie en el basurero municipal al que han sido trasladados y adonde la gente acude con la esperanza de hallar entre estos a seres queridos dados por desaparecidos.

Comentarios

Fotos más vistas