Ofrece Papa multitudinaria misa en Silao

Nacional / INT AGENCIAS

El papa Benedicto XVI alegró bajo un sol de justicia los corazones de cientos de miles católicos que, con respeto a sus oraciones y un hondo fervor, le acompañaron en una misa masiva en Guanajuato.

Ofrece Papa multitudinaria misa en Silao

16 fotos, El papa Benedicto XVI alegró bajo un sol de justicia los corazones de cientos de miles católicos que, con respeto a sus oraciones y un hondo fervor, le acompañaron en una misa masiva en Guanajuato. »


A sus casi 85 años, el papa respondió desde el papamóvil saludando a diestra y siniestra y haciendo un guiño desde el primer momento a la gente cubriéndose con un sombrero negro de charro con adornos plateados.

El arribo de Benedicto XVI en helicóptero a la zona de ceremonias fue quizás uno de los momentos de más júbilo del día e hizo resonar cánticos como "¡Esta es la juventud del papa!" o "¡Se nota, se siente, Benedicto está presente!".

El director de la Sala de Prensa de el Vaticano, Federico Lombardi, informó que, según datos oficiales, unos 500 mil feligreses asistieron a la misa que celebró el Papa Benedicto XVI en el Parque Bicentenario.

Benedicto XVI trató en la homilía de dar una dimensión regional a su discurso pidiendo a los católicos de América Latina "confirmar, renovar y revitalizar el Evangelio".

enedicto XVI pidió a los católicos mexicanos tener un corazón puro que les permita afrontar las dificultades, un corazón nuevo no insensible y engreído sino humilde en el reconocimiento de las propias debilidades.

“Pidamos a la Virgen María que nos ayude a purificar nuestro corazón, especialmente ante la cercana celebración de las fiestas de Pascua, para que lleguemos a participar mejor en el misterio salvador de su hijo, tal como ella lo dio a conocer en estas tierras”, dijo.

Benedicto XVI instó a superar el “cansancio de la fe” por medio de la “misión continental”, una estrategia de revitalización del catolicismo en América Latina.

En un discurso pronunciado en español, el líder católico recordó que Juan Pablo II deseaba ardientemente visitar el cerro del Cubilete y el monumento a Cristo Rey ubicado en su cima, pero nunca pudo hacerlo.

La multitud presenció ordenada la celebración eucarística del líder católico, en la cual participaron además unos 250 cardenales, más de 100 obispos mexicanos, otros tantos prelados de todo el continente americano y unos tres mil sacerdotes.

Benedicto XVI advirtió a los fieles mexicanos contra la tentación de caer en una fe superficial e incoherente, animándolos a recuperar la alegría de ser cristianos, de estar sostenidos por la felicidad interior de conocer a Cristo y de pertenecer a su Iglesia.

Empresarios, políticos y representantes de las instituciones más importantes de México ocuparon la zona más cercana al papa, mientras la gente más humilde se las arreglaba con orden, esperanza y mucha resignación, en los cerros aledaños.

Según datos del vocero Lombardi, en la recepción del Pontífice por las calles de León participaron unas 700 mil personas, mientras que en su traslado a Guanajuato, la víspera, la cifra se elevó hasta el millón de participantes.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa llegó al parque Bicentenario acompañado por su esposa, Margarita Zavala.

Enrique Peña Nieto asistió a la misa papal acompañado por su esposa, Angélica Rivera.

Andrés Manuel López Obrador, reconoció en la presencia del Santo Padre un mensaje de unidad y reconciliación.

Los cuatro aspirantes presidenciales fueron ubicados en la zona A1 del área VIP del parque, al igual que el ex presidente Vicente Fox.

Comentarios

Fotos más vistas