Gordillo, la lideresa que parecía invencible

Nacional / INT AGENCIAS

De poder incalculable y vitalicio, capaz de levantar críticas y pasiones, Elba Esther Gordillo, líder del sindicato de maestros más grande de América Latina, fue detenida, tras años en el poder de inclinar la balanza hacia un partido o un candidato y la educación pública de todo el país.

Gordillo, la lideresa que parecía invencible

12 fotos, De poder incalculable y vitalicio, capaz de levantar críticas y pasiones, Elba Esther Gordillo, líder del sindicato de maestros más grande de América Latina, fue detenida, tras años en el poder de inclinar la balanza hacia un partido o un candidato y la educación pública de todo el país. »


gordillo

De poder incalculable y vitalicio, capaz de levantar críticas y pasiones, Elba Esther Gordillo, líder del sindicato de maestros más grande de América Latina, fue detenida, tras años en el poder de inclinar la balanza hacia un partido o un candidato y la educación pública de todo el país.

El procurador Jesús Murillo Karam informó que Hacienda detectó operaciones irregulares en cuentas bancarias del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación por más de dos mil millones de pesos entre 2008 y 2012.

Murillo dijo que "se desviaron sistemáticamente" recursos de cuentas de los trabajadores de la educación a cuentas de personas físicas, que luego fueron triangulados a otras cuentas en México y el extranjero.

La profesora ingresó a la prisión de Santa Martha Acatitla. Fue sometida a revisión médica, donde permaneció una hora con 42 minutos, de acuerdo con fuentes de la prisión.

Amiga de políticos e intelectuales, Gordillo fue una humilde maestra rural en su estado natal Chiapas, sur de México, desde donde escaló hasta ser diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Gordillo ascendió en la estructura del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación cobijada por Carlos Jonguitud, a quien traicionaría; con el apoyo del presidente Carlos Salinas asumiría el liderazgo magisterial.

Con Ernesto Zedillo tuvo una relación de confrontación durante su gestión cuando él era el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), pero cuando fue electo Presidente hubo un trato cordial.

Con gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN) se fortaleció al grado de hacer a su yerno subsecretario de Educación Básica de la SEP y luego, a Reyes Tamez —quien fuera secretario de Educación del presidente Vicente Fox— lo hizo diputado federal de Nueva Alianza.

También exsenadora, el poder de Gordillo fue tal que se le considera pieza clave en el apretado triunfo de Felipe Calderón en las elecciones presidenciales de 2006, de modo que ella llegó a desvelar que pactó con el entonces candidato del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Además de dirigir al sindicato de maestros, controla de facto al Partido Nueva Alianza (PANAL), del que su hija Mónica Arriola Gordillo es secretaria general, pero "La Maestra" siempre aseguró que ella no quería ser candidata presidencial ni aspiraba a ningún puesto de elección popular.

La vuelta del PRI al poder el pasado diciembre con Enrique Peña Nieto supuso un revés para "La Maestra", con la reforma educativa que choca con el poder de maniobra en el sector que acapara el SNTE, que hasta ahora tenía el control de las plazas docentes del país.

En una de sus últimas intervenciones públicas, una emocionada Gordillo dejaba escapar las lágrimas y aseguraba que no odiaba a nadie, sino que solo sentía un enorme y profundo amor de maestra.

Comentarios

Fotos más vistas